Islandia

Islandia

Espectacular. La primera palabra puede servir de resumen para todo el texto siguiente, ya que el adjetivo espectacular representa a Islandia perfectamente. Allá donde mires, allá donde vayas, allá donde pienses… todo es una maravilla, hasta las extrañas excavadoras en grandes extensiones de terreno en mitad de la nada que vimos (mis amigos Fernando, Jorge, Unai y yo en 2017) tenían algo especial.

Me decidí por viajar a Islandia, sobre todo, por las auroras boreales, tenía unas tremendas ganas de ver una. Y lo he cumplido, mejor dicho ¡lo cumplí! que aquí en Llanes nos comemos el tiempo compuesto tan rápido como una buena fabada.

Pero una vez allí, descubres más cosas que desconocías. Como las playas de arena negra; los hielos locos en forma de diamante flotando por la orilla de la playa de Jokul; la impresionante península de Stokksnes con su guardián de los 6€, las vigilantes montañas de Vestrahorn en la misma península; la montaña de la iglesia Kirkjufell; el acantilado de Dyrholahey; los dedos de los trolls; las awesome – superb – fantastic cascadas a lo largo de la Ring Road (carretera que circunvala la isla), ojo con estos sitios, antes de ir había hablado con otros fotógrafos y comentaban, con pesar, que el turismo había crecido muchísimo y que Islandia estaba masificada… Bueno, ellos habían estado casi antes que Loki cuando aquello no era tan conocido, y el contraste sería chocante. Yo al estar acostumbrado al turismo de Llanes, puedo decir que mucha mucha gente había en las cascadas, en los demás sitios se podía estar sin ningún problema.

Lo que no pude ver fueron Puffins, pero le compre un peluche de un Puffin a mi sobrino así que, de alguna forma, los tenemos en casa.

Quiero destacar aquí el tema de la aurora boreal.

Grundarfjordur y la península de Snæfellsnes

Primer día en Islandia, llegada al ya mítico Grundarfjörður (el Fiordo de Grundar), un paseo rápido por su puerto y camino del monte volcánico de Kirkjufell (el monte de la iglesia), y Kirkjufellsfoss (cascadas anexas al monte), situado en la península de Snæfellsnes. No voy a explicar aquí las maravillas de Kirkjufell, ni de Kirkjufellsfoss, para eso ya habrá más textos próximamente. Tampoco hablaré  del espectáculo que representó ver la luna sobre Grundarfjordur, o las siluetas de los típicos caballos islandeses a contraluz. Ni, por supuesto, tocaré el tema del inmenso atardecer que nos permitió inmortalizar al Kirk en las lagunas heladas, con unos colores preparados con los mejores pigmentos mezclados con aceite de lino y resina… pero no, no hablaré de nada de eso, no sé ni porque lo menciono… aquí solo voy a hablar con muy pocas palabras, ya que sobran, de las Auroras* Boreales sobre Grundarfjordur, sobre el Kirk, sobre nuestras cabezas, sobre nuestros sueños a partir del día 11-3-2017.

Aurora boreal sobre Kirkjufell

La Aurora de la foto tiene una historia curiosa. Fernando y yo nos habíamos ido a descansar después de un día agotador, Unai y Jorge salieron a fumar. A los 5 minutos llama Unai a la puerta y nunca me olvidaré de aquella frase: «no veáis el pedazo de aurora que hay encima del Kirk…». Trípode en mano, cámara al cuello, trípode al suelo, zapata con zapata, enciendo la cámara, configuro lo que creo puede servir para inmortalizar mi primera Aurora y disparo… ¡Esto es mágico! La foto ofrece una idea de lo que puede llegar a ser ver una Aurora Boreal, pero ver bailar a las Auroras un buen rato como hicimos Fernando, Jorge, Unai y yo, con una intensidad de los verdes altísima, con unas curvas en sus formas que iban y venían, subían y bajaban, aparecían y desaparecían… eso si que es magia. Si alguien vio «La vida secreta de Walter Mitty»**, y se acuerda (en la película de nuestros días, la versión original es de 1947) de la escena con Ben Stiller y Sean Penn, mirando por el Teleobjetivo de este último al leopardo de las nieves, cuando Ben Stiller le pregunta a Sean Penn por qué no dispara, este le dice: “A veces no la hago. Si disfruto de un momento, para mí, personalmente, no me gusta tener la distracción de la cámara. Simplemente quiero formar parte de él”. Por suerte para nosotros, también existen los disparadores remotos, y una vez lo dejas todo perfectamente configurado puedes ponerte tranquilamente a disfrutar del espectáculo.

¡Habrá más, muchísimo más sobre Islandia!

Bandera de Islandia

* La aurora boreal es un fenómeno natural que produce unas luces de colores en el cielo de formas diversas. Las auroras se producen debido a los vientos solares que afectan al campo magnético terrestre. Los colores que se pueden ver son variados, los más comunes son el verde y el amarillo, pero también pueden llegar a verse rojos, azules y naranjas.

** «La vida secreta de Walter Mitty» es un libro de James Thurber.

 
aurora boreal en islandia
Aurora boreal en islandia
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad